¡¡Que no cunda el pánico!!. ¡¡Ojo!! con determinadas publicaciones!!

Hoy la OCU (Organización de Consumidores y Usuarios) ha publicado un estudio sobre cremas solares, y según su comunicado el Fotoprotector Pediatrics Transparent Spray SPF 50+, ofrece menor protección de la prometida.

Como cabe esperar, y más cuando de la Salud de nuestros peques se trata, la reacción de Isdin no se ha hecho esperar…

Isdin contesta a la OCU: “Estudios independientes avalan sus productos”

1.- Isdin cuenta con los distintos estudios independientes que confirman que el nivel de eficacia de sus productos se corresponde con el que indica en la presentación comercial.

  • Dos Estudios Independientes que concluyen que el Producto tiene un SPF 50+ de acuerdo con la norma ISO 24444:2010.
    • (a) un estudio realizado entre septiembre y octubre de 2015 que concluye que el Producto tiene un SPF de 64,4.
      (b) un estudio realizado entre marzo y de abril de 2017 que concluye que el Producto tiene un SPF de 64,8.
  • Dos Estudios Independientes que concluyen que el Producto tiene un UVA-FP superior a 20 de acuerdo con la norma ISO 24443:2012.
    • (c) un estudio realizado en marzo de 2018 que concluye que el producto tiene un UVA-FP de 34,14.
      (d) un estudio realizado en abril de 2018 que concluye que el Producto tiene un UVA-FP de 29,5.
  • Un Estudio Independiente adicional, realizado de acuerdo con el método colipa in-vitro method UVA-PF determination realizado en el mes de agosto de 2015, concluye que el Producto tiene un UVA-FP de 24,41.

2.- Pese a haber sido solicitado por ISDIN, la OCU no ha facilitado una copia del estudio en el que supuestamente se obtuvo un SPF y un UVA-PF inferior al indicado en el etiquetado del producto.

3.- Desde el lanzamiento del Producto en el año 2015, los servicios de cosmetovigilancia de ISDIN no han registrado consulta, reclamación o denuncia significativa de particulares o consumidores referidas a la falta de seguridad o eficacia del Producto.


La STANPA (Asociación Nacional de Perfumería y Cosmética) NO DA NINGUNA CREDIBILIDAD a los estudios de la OCU sobre protectores solares infantiles.

  1. Los resultados publicados por OCU, deberían ser contrastados en varios laboratorios con las diferentes fórmulas testadas, ya que acusar injustificadamente de que un producto “no cumple” con pruebas realizadas en un solo laboratorio del que se desconoce la metodología seguida y las condiciones del ensayo, es grave e insuficiente para asegurar tal afirmación.
  2. En la Unión Europea disponemos de una de las legislaciones más restrictivas en términos de cumplimiento y seguridad para el sector cosmético. La totalidad de las Autoridades Sanitarias de todos los Estados Miembros y la Comisión Europea tienen a su disposición los expedientes de información de los productos, y pueden comprobar la validez y fiabilidad de los ensayos realizados.
  3. En España, la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios es quien puede evaluar los estudios científicos de eficacia y seguridad que realizan las compañías y utilizan para sustentar con datos las alegaciones que aparecen en los etiquetados de los productos.
  4. La OCU no tiene conocimiento científico ni personal cualificado para hablar de un tema de tal complejidad como es la determinación del FPS en un protector solar infantil.
  5. Los productos cosméticos para la protección solar infantil están sujetos a estrictas evaluaciones de seguridad que garantizan la veracidad de las alegaciones sobre sus niveles de protección.
  6. El informe de OCU carece de absoluta transparencia como requiere la investigación científica actual. No indica dónde se ha realizado ni quién es el equipo investigador, ni describe adecuadamente la metodología seguida.
  7. El FPS se determina con métodos estandarizados y reproducibles. La técnica in vivo estandarizada e internacionalmente aceptada para determinar el FPS es el método in vivo International Sun Protection Factor Test Method actualizado por la industria europea, japonesa, estadounidense y sudafricana y recogido en la Norma ISO 24444:2010.
  8. Esta norma tiene en cuenta distintos parámetros que son esenciales en la protección solar como las latitudes y longitudes geográficas, las variaciones en función de la hora del día, así como la estación del año, para que los productos de protección solar sean ensayados y reproduzcan la radiación UVA y UVB que llegan a la Tierra.
  9. Este método ISO 24444:2010 es una técnica muy compleja de llevar a cabo, ya que existen muchas variables en cuanto a la metodología de aplicación de los productos con diferentes y novedosas formas galénicas, el tipo de piel de los sujetos, diferentes lámparas de lectura, variación entre los criterios de lecturas, etc. que requiere tener personal altamente cualificado, con conocimiento específico, y bien entrenado para poder dar una correcta interpretación de los resultados obtenidos.