La microbiota de la piel

La microbiota de la piel

Este mes de junio, hemos dedicado la campaña de salud de la farmacia a la microbiota intestinal pero como farmacia especialista en la piel, desde hace más de 15 años, el equipo de Farmacia Boix no queríamos pasar por alto el ecosistema cutáneo y todo lo que habita en nuestra piel.

Al igual que en nuestros intestinos habitan bacterias, hongos y parásitos, en nuestra piel también lo hacen. La microbiota que existe en la piel actúa con una doble función: como barrera física e inmunológica.

Seamos sinceros, la piel no lo tiene fácil. Es el órgano más extenso del cuerpo y está sometido a todo tipo de agresiones externas e incluso internas, pero este órgano tiene una capacidad de adaptación asombrosa y ha conseguido que todos los microorganismos que residen en ella trabajen en equipo con el sistema inmunitario de la piel.

La microbiota de la piel humana es una colección de bacterias, hongos y ácaros que residen allí. La piel se caracteriza por tener extensas zonas desecadas, ph ácido y recambio continuo de células, a pesar de tener sus propios mecanismos protectores, los microorganismos sobreviven y llegan hasta la piel.

 

¿Qué altera la microbiota de la piel?

Son aquellas que inestabilizan todos los microoganismos que habitan en nuestra piel:

    • Cambios ambientales
    • Los hábitos de higiene inadecuados
    • Exposición a medicamentos en general

Estos, son tres elementos que pueden modificar el ecosistema cutáneo y que pueden favorecer la aparición de enfermedades.

 

La barrera cutánea

Hay que recordar que la piel es una barrera física e inmulógica con complejos mecanismos de defensa, además existe una variabilidad de la microbiota cutánea entre individuos de la misma edad y sexo, ya que cada uno posee propiedad física, química y fisiológica diferente que pueden favorecer la colonización de microorganismos o no.

 

¿La microbiota está relacionada con la dermatosis?

La psoriasis, el acné, la rosácea y la dermatitis atópica son enfermedades dermatológica que se relacionan con alteraciones en la composición de la microbiota y con cambios en la respuesta inmunitaria que favorecen la inflamación crónica. Además, existen muchas numerosas enfermedades de la piel que se han relacionado con las alteraciones de la piel.

La fisiología de la piel humana y las patologías que pueden surgir de ella tienen su origen en el ecosistema cutáneo y las diversas acciones que este puede tener.

 

MICROBIOTA y DERMATITIS ATÓPICA

La bacteria Staphylococcus aureus a niveles altos, es muy común en pacientes con dermatitis atópica. Además, las áreas afectadas de estos pacientes se encuentra más cantidad de esta bacteria.

Según unos estudios recientes, los pacientes con dermatitis atópica presentan cambios en la composición de la microbiota, en concreto de las especies bacterianas de ácidos grasos de cadena corta.

 

MICROBIOTA INTESTINAL Y PSORIASIS

La psoriasis es una enfermedad inflamatoria de la piel por alteraciones inmunológicas, y se recientemente se ha descubierto que la microbiota intestinal puede estar relacionada con la psoriasis, por lo tanto puede existir una disfunción de la barrera intestinal, con el consiguiente paso de bacterias y productos tóxicos a la circulación sistémica y el desencadenamiento de esta respuesta inmunológica.

 

MICROBIOTA INTESTINAL Y ACNÉ

Seguro que esta no es la primera vez que escuchas esta posible relación entre la microbiota intestinal y el acné. Actualmente, hay muchos estudios que relacionan la microbiota con la inflamación sistémica, la oxidación celular e incluso la acumulación de grasa en tejidos o el estado de ánimo.